Crema Mascarilla de Manos Natura Siberica

¡Hola a todos!

Cuando me di cuenta de que acababa el año sin hablaros de este producto, tuve claro que la primera entrada del año 2015 sería sobre lo que para mí ha sido el descubrimiento del 2014, y si me apuras, uno de los mejores productos de cuidado personal que he probado en mi vida: la Crema-mascarilla de manos de mora de Natura Siberica.

mascarilla manos natura siberica

 

Como me encanta “enrollarme como las persianas”, y más si hablo de cosas que me gustan, os resumo rápidamente mi opinión sobre ella en cuatro palabras: ¿Manos secas? la necesitas.

Obviamente, es una maravilla valida para todos, y una estupenda indulgencia, por lo que yo os invito a que leáis todo lo que tengo que decir de esta genialidad, porque se lo merece. Me parece también especialmente interesante para todas las profesionales del sector del nail art , ya que de una manera muy sencilla y relativamente económica puede ser un gran elemento distintivo y una aportación de valor a una manicura profesional. Aún así, como sé que habrá a quien le maree tanta letra, destacaré los puntos principales en negrita.

En primer lugar, os pongo en contexto para que sepáis un poco mis problemas cutáneos y mis necesidades.

Cuando empecé mi canal de Youtube mucha gente me pedía que hiciera un vídeo sobre mi rutina de cuidado de manos. Era algo que me parecía muy curioso y que nunca hice, no porque no quisiera, sino porque directamente no tenía nada que decir. Mi rutina era nula. Por no usar, por aquel entonces ni usaba ningún tipo de crema (ni de manos, ni de cualquier otra cosa, ya que siempre he sido bastante dejada en todo lo relacionado con el mundo de la belleza).

La primera vez que utilicé de una forma más o menos habitual una crema (y por habitual vamos a ser muy permisivos y entender como habitual su uso más de 2 o 3 veces por semana) fue cuando, aproximadamente hace año y medio, Yves Rocher ofreció por Facebook una talla gratuita de su (por aquel entonces) nueva crema embellecedora de manos. Ya que era gratis, la pedí, y ya que la tenía, acabé usándola. De todo modos, tampoco era una usuaria asidua de la misma.

La situación cambió poco tiempo después. No sé si es por culpa de que mi vida dio un cambio radical y perpetuo hacia un ambiente muy estresante (ya que estas situaciones es sabido que afectan al metabolismo); o que, precisamente por no tener mucho tiempo para nada, empecé a tener malos (o peores) hábitos, como abusar de los quita esmaltes instantáneos como el de Kiko; o que simplemente, de tanto usar productos nocivos, mi piel dijo “basta”; pero la cuestión es que la piel de mis manos empezó a deteriorarse muchísimo.

Llegó un momento en el que tenía las manos tan mal que hasta me dolían. Sin llegar a sangrar (menos mal), se me hacían grietas muy dolorosas, tenía la piel reseca y blanquecina, y hasta se me pelaba. Fue entonces cuando me tomé en serio cuidar de mis manos.

Paralelamente a estos acontecimientos, mi interés por la cosmética natural empezó a despertarse. Desde hace aproximadamente un año comencé a cambiar todos mis productos de higiene y cuidado personal por cosmética natural, y los primeros productos en incorporarse a este cambio fueron las cremas de manos.

Poco a poco, a la vez que me volvía una obsesa de las cremas, mis manos iban mejorando. Algún día (probablemente más lejano que cercano) empezaré a publicar las reviews de todas las que he ido probado (como las de Madre Labs, Dessert Essence, Natura Siberica, Sante…). La cuestión es que llegó un momento en el que volvía a tener las manos en una condición aceptable, pero aun así tendían a resecarse y eran muy dependientes de las cremas que me echaba repetidas veces al día (y por repetidas digamos que en ocasiones hasta más de 8 veces, que os digo que lo mío era una obsesión).

Dicho esto, empecemos con lo verdaderamente interesante. Como os decía, la crema fue todo un descubrimiento. Nunca había visto un review de ella, ni sabía que existía algo parecido, pero tuve la suerte de encontrármela por casualidad. Hace 4 meses estaba haciendo un pedido a Potingues Verdes para abastecerme de diversas cosas que en ese momento necesitaba cuando, como es habitual en mi, antes de pasar por caja, decidí echarle un vistazo a la sección que tienen de outlet. Me encanta. En ella tienen productos con una fecha de consumo preferente cercano y que, por no desperdiciarlos, los ofrecen a un precio muy reducido para que si alguien quiere se anime a probarlos. En mi opinión está genial, ya que te ofrece la posibilidad de probar productos que quizá por su precio elevado en otra situación no te atreverías a comprar. La cuestión es que ahí estaba. Si os digo la verdad, no sabía ni muy bien qué estaba comprando, puesto que como ponía crema-mascarilla, no tenía muy claro si iba a ser una crema especialmente nutritiva, o iba a tener que aclararla como la gran mayoría de las mascarillas convencionales o qué; pero meterla en el carro fue todo un acierto.

Desconozco si la venden en otros lugares ya que, como yo compro habitualmente en esa tienda, no me he molestado en buscar otros proveedores, pero lo que sí me parece muy posible es que sea difícil de encontrar en tiendas físicas, y más especialmente en ciudades pequeñas, puesto que aunque Natura Siberica es una marca muy conocida dentro del ámbito de la cosmética natural, lo más seguro es que solo se ofrezca en tiendas especializadas.

La crema está destinada para manos secas o con necesidad de un extra de hidratación. Os puedo asegurar que, contra todo pronóstico (yo no me creo nada de lo que prometen los productos milagrosos), realmente ataja la sequedad, y no solo eso, sino que deja la manos ultra suaves. Por ello, casi que se la recomiendo a todo el mundo, ya sea por necesidad o como un capricho. En serio, me ha permitido prescindir mucho más de la necesidad de reaplicar las cremas continuamente, y adicionalmente mis manos parecen de seda.

En cuanto al packaging, como veis en la primera foto, la crema se presenta en una cajita muy mona, y dentro contiene un panfleto y el bote del producto. El envase me gusta mucho. Es opaco, lo que hace que el producto se conserve mejor, y de plástico blando, lo que facilita a las ratillas como yo aprovechar los últimos restos que quedan cuando se está acabando cortándolo por la mitad. Tiene tapón de rosca y viene sellado inicialmente con un film metálico que preserva la crema en perfecto estado hasta que es abierta por primera vez. Su capacidad es de 75 ml.

crema mascarilla de manos de mora natura siberica

Todas las indicaciones vienen en ruso, pero tanto la caja como el bote  llevan pegados por encima una pegatina en castellano que me imagino que tendrá traducido lo que pone, o al menos los aspectos más importantes. Hablando de ruso, el panfleto (¿prospecto?¿instrucciones? siempre me pasa lo mismo, no sé como llamarlo) también viene en ruso, cosa que me molesta enormemente. Pero bueno, realmente es la ÚNICA cosa que no me gusta de este producto, así que ojalá todos fueran así ¿No? El motivo de que me fastidie tanto es que normalmente cuando uso “productos especiales” me gusta tener toda la información posible sobre los mismos y su correcto uso. Por ejemplo, cuando empecé a usarla me surgieron dudas como ¿cuánta cantidad hecho? ¿cómo de cubierta tiene que quedar la piel? ¿cuántas veces se puede usar a la semana? Obviamente, si no echamos la cantidad de producto necesaria puede que no funcione correctamente, y si nos pasamos, podría provocar algún tipo de reacción, como sensibilización, irritación… (que no sé si es el caso). Quizá en el papel no pone nada de eso y aunque estuviera en castellano todo me quedaría con ganas de saberlo, pero sea como sea, yo echo en falta esa información. Tampoco pude encontrar en internet nada al respecto, ya que se ve que no es un producto muy conocido, aunque tampoco es que “me matara” a buscar.

La única cosa que es comprensible del panfleto son los certificados con los que cuenta, dado que aparecen sus fotografías.

A este respecto, no me voy a explayar mucho, porque la empresa que fabrica la crema ha cambiado ligeramente su formulación,utilizando mejores ingredientes, y han conseguido una certificación mejor. Lo verdaderamente importante, es que, no solo es un producto que funciona fenomenalmente bien, sino que encima es natural, y no natural “de pega” (porque lo digo yo) sino que esta certificado.

De todos modos, indicaros que el certificado ICEA (Instituto para la Certificación Ética y Ambiental) asegura con su sello:

  • el uso de ingredientes orgánicos o plantas salvajes en los productos
  • así como la ausencia de ingredientes de origen no vegetal que son considerados como potencialmente dañinos
  • y la ausencia de materiales medioambientalmente peligrosos, tanto en los productos como en su packaging

Sin embargo, no requiere un porcentaje mínimo de contenido orgánico.

A estas alturas es obvio decir que, en cuanto a sus ingredientes, nos encontramos ante una crema de cosmética natural.

Su INCI es: Аgua, Glyceryl Stearate SE, Cetearyl Alcohol, Glycerin, Octyldodecanol, Caprylic/Capric Triglyceride, Coco-Caprylate/Caprate, Helianthus Annuus (Sunflower) Seed Oil, Borago Officinalis Seed Oil, Pine Oil Polyglyceryl-6 Esters, Rubus Chamaemorus Fruit Extract, Vaccinium Vitis-Idaea Seed Oil*, Honey Extract (miel de Altái), Sorbus Sibirica Extract, Rhodiola Rosea Root Extract, Hesperis Sibirica Flower Extract, Calendula Officinalis Flower Extract*, Spiraea Ulmaria Flower Extract*, Chamomilla Recutita Flower Oil, Tocopherol (vitamina E), Sodium Setearoyl Glutamate, Xanthan Gum, Benzyl Alcohol, Benzoic Acid, Sorbic Acid, Parfum.

Natura Siberica se presenta a sí misma como una marca caracterizada por utilizar plantas, flores y otros ingredientes exclusivos de Rusia, con unas propiedades especiales y únicas en el mundo. Bueno, no me voy a explayar mucho al respecto, simplemente apuntar que yo no se si es por el aceite de semillas de arándano o por la mora amarilla del norte, pero me funciona divinamente.

Por supuesto, sobra decir que esta libre de aceites minerales (mineral oil, paraffinum liquidum, petrolatum…) y otras substancias  similares de dudosa salubridad. En este caso esto me parece una cuestión muy importante, ya que independientemente de que alguien pueda estar más o menos preocupado de los químicos que pueda haber en sus productos de cuidado personal y sus consecuencias en nuestra salud, hay indicios científicamente probados de que los aceites minerales realmente resecan la piel, y por tanto, dejando al margen otras consideraciones, no parece que tenga mucho sentido usar un producto con aceites minerales si estamos buscando hidratación.

Desde luego, también podrían ser mejorables (y como os digo, así lo han hecho), ya que en su INCI podemos observar ingredientes que se recomienda evitar como el Benzyl Alcohol, Benzoic Acid, Sorbic Acid, aunque están al final de todo (y por tanto su porcentaje en la composición es menor).

Su textura es muy untuosa, como cabía esperar, y se extiende bastante bien. Es bastante grasa, pero salvo que a alguien eso le de “grima” no debería ser un problema ya que después se aclara.

Por otro lado el olor es algo muy personal, pero a mi también me encanta. Si os lo tuviera que describir, diría que es un olor a limpio y a flores, como los detergentes de lavar la ropa de toque floral. Que bien me explico ¿Eh?. Es muy delicado pero perdura bastante en el tiempo, cosa que puede ser un inconveniente si a alguien le resulta desagradable.

mascarilla de manos natura siberica
¿Y como la uso? Ya os adelantaba que me la aplicaba 1 o 2 veces a la semana dependiendo de si me acordaba, o de si me molestaban especialmente las manos. Aprovecho especialmente los momentos en los que me acabo de borrar el esmalte y dejo descansar mis uñas entre manicura y manicura, ya que me parece que es cuando más vulnerable tengo la piel por la acción del quita esmalte.

La cantidad que echo es la que veis en la foto y, según tenga la piel más o menos reseca, la mascarilla se absorbe más o menos. Nunca ha llegado a quedarme la mano ni semicubierta de crema, pero cuando llevaba unas cuantas aplicaciones sí que empezaron a verse  restos que claramente no se absorbían, mientras que otras veces (sobre todo al principio) se absorbía tanto que simplemente parecía una crema ultra grasa. La dejo actuar 10 o 15 minutos (en el bote ponía 10),  y la aclaro con agua. En las etiquetas pone que quizá pueda ser necesario retirar el exceso con una toalla, pero yo nunca lo he tenido que hacer.

Después, para acabar con la súper rutina de hidratación, normalmente me echo también aceite o crema de manos y me voy a dormir (ya que yo suelo pintarme y despintarme las uñas de madrugada) aunque también en ocasiones simplemente me he aclarado la mascarilla sin echarme nada y los resultados son notables igualmente.

mascarilla de manos natura siberica
Hablando del resultados, como ya ha quedado claro, estoy contentísima con su eficacia. La suavidad después de su uso es evidente y en cuanto a hidratación, con la constancia, es lo mejor que he probado hasta el momento.

En las primeras aplicaciones no se prolonga tanto en el tiempo ese efecto de confort e hidratación que deja, pero sí es patente que desde el primer momento se experimenta una mejoría, al menos en mi caso.

Con un uso más o menos constante los resultados son más duraderos, especialmente en cuanto a la hidratación se refiere. Ahora mismo necesito menos crema (o nada), las mismas cremas tardan más en absorberse (porque la piel ya no las necesita tanto) y, por supuesto, ni rastro de grietas y dolores.

La duración del bote dependerá, como es lógico, de las veces que se use. Aplicándose de esta manera es aproximadamente de 4 o 5 meses.

Y por ultimo ¿Cuanto cuesta esta genialidad? Pues aquí es donde alguno se puede asustar. El precio en 2014 era de 6,95 euros. La fórmula mejorada que han sacado en 2015 es algo mas cara (8,10 euros para ser exactos). De todos modos, si sigue siendo tan buena como esta (que lo más probable es que si, ya que los ingredientes no dejan de ser parecidos pero más salubres) merece totalmente la pena.

Creedme que yo a 7 “eurazos” no la habría comprado en un primer momento ni de broma, pero como os dije, yo la había visto en el outlet a 3 euros y poco y no me lo pensé. Sin embargo, en mi opinión su precio original estaba más que justificado, y cuando acabe el segundo bote que compré posteriormente, la volveré a comprar a su precio nuevo sin dudarlo. Yo no soy partidaria de gastarme estas cantidades de dinero en casi ningún producto, y muchísimo menos en algo que se podría catalogar estrictamente como un producto de belleza (mis cuidados “belleziles” dejando de lado las manos son casi inexistentes), pero para sentirme mejor conmigo misma justifico el gasto de la siguiente manera:

  • En primer lugar y ante todo, antes me dolían las manos, ahora no. Eso ya vale su peso en oro.
  • Pero independientemente de mi situación un poco extrema, en segundo lugar, los únicos productos que yo conozco que se puedan asimilar a esto son los típicos guantes de plástico que  te venden con el mejunje ya dentro (estilo Iherb o koreanos), y fácilmente alcanzan precios de 3 a 5 euros sirviendo solo para un uso un día. Si tenemos en cuenta que la crema la podremos usar durante aproximadamente 4 meses más de 24 veces (pongamos que la usamos la primera semana 2 veces, luego 1 y repetimos hasta el final de los 4 meses, da 24 aplicaciones), pues creo que verdaderamente sale a cuenta.
  • Y ya no vamos a hablar de que esos productos en su mayoría están compuestos de aceites minerales que, aunque en un principio pueden dar la sensación ficticia de hidratación, realmente deshidratan la piel aún más.

En resumen:

  • Pros:
    – aporta una gran hidratación
    – también deja la piel muy suave
    – sus ingredientes son naturales
    – su duración es bastante larga comparada con otros productos similares
    – cunde lo que cuesta
    – y, personalmente, añadiría que su olor es fantástico
  • Contras:
    – puede ser difícil encontrar tiendas en las que la vendan, especialmente si se trata de tiendas físicas en pequeñas ciudades
    – su precio no es bajo
    – existe poca información sobre el producto
    – y su olor perdura, lo que puede ser un problema si a alguien no le gusta

Y eso es todo, yo no tengo mas que decir, a excepción de que, por supuesto, lo que me funciona a mi no tiene por qué funcionarle a los demás, y que esta review está basada en mi opinión y experiencia personal, que puede ser distinta a la de otras personas.

Cuando pruebe la nueva fórmula no sé si publicaré un mini post con las nuevas impresiones o actualizaré este, pero sea como sea, os mantendré informados.

Espero que os haya gustado la review y ¡¡Un premio para quien haya llegado hasta aquí sin hacer trampas y saltarse nada!!

¡¡Hasta la próxima!!

ShareShare on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+1Pin on Pinterest0Share on Reddit0Share on StumbleUpon0Share on TumblrEmail this to someone

5 thoughts on “Crema Mascarilla de Manos Natura Siberica

  1. Me muero de envidia por no habérmela comprado cuando estaba en el outlet, tiene una pinta increíble y si ya me gustó la crema de calabaza no me quiero imaginar esta… ¡Cuando la vuelvas a ver en el outlet me avisas eh! :P jajajaja

    De todas formas, no creo que te haya quedado taaaan larguísima la entrada (a ver, si que es larga, pero no te mueres por el camino), pero… ¿y mi premio? jajajaj

    Un besitoo ♥

    • Tu premio es mi amor incondicional jajajaja. Ahora a saber cuando la vuelven a poner en el outlet y si la ponen, ya que es sólo si no dan vendido los productos y antes de que caduquen… Yo que tu ahorraba un poquito, que dura un montón y merece totalmente la pena. Yo todavía estoy utilizando el primer bote que compré y lo compré en septiembre, osea que… prorrateas lo que cuesta con lo que dura y sale tirada

  2. Cuando quisiera yo tener un producto como éste a mi alcance, actualmente tengo una que no me funciona nada de nada :( espero acabarmela pronto para invertir en otra, ya que mis manos la necesitan, tengo mucho pliegues y dan la apariencia de arrugadas :( y eso me disgusta un poco porque al momento de sacarme las fotos, no se ven muy prolijas.
    Muchísimas gracias por compartir con nosotras ésta maravilla.
    Te envió un montón de Besitos♥

    • Seguro que si buscas encuentras alguna página on line que la tenga y mande a tu país. Es una marca muy conocida de cosmética natural, yo diría de las que más. Siento que tengas las manos así, es un fastidio… ¡¡A ver si encuentras algo que te las solucione!! ¡¡Ánimo!!

  3. Pingback: Review de la Línea de Cuidado de manos de Deborah Milano | Nailiness

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>