Review manicura semipermanente con Boom Make Up

¡Hola a todos!

En febrero Outletmaquillaje se puso en contacto conmigo para preguntarme si les podía hacer un video tutorial en Youtube de cómo hacer una manicura semipermanente, el cual podéis ver a continuación.

A pesar de que en un principio no me pedían nada más, me ha parecido interesante comentaros mi experiencia con estos productos.

En primer lugar, deciros que aunque yo conocía la existencia de estos esmaltes de gel, nunca los había probado. A decir verdad, tampoco tenía interés en hacerlo, porque ni me atraía la idea en sí, ni me apetecía hacer el desembolso inicial que suponen (especialmente por esto). Ahora se han convertido en unos básicos para mi y no me despego de ellos, y por ello me gustaría darlos a conocer un poco.

En segundo lugar, señalar que aunque su aplicación pueda parecer complicada, realmente lo único que requiere es cuidado. El tiempo que se tarda en hacer una manicura semi permanente  comparándolo con una manicura convencional en la que diésemos una capa de base y dos capas de color es mucho menor al de una manicura normal. Esto es sencillamente porque no hay que esperar a que se seque, pero además, dejando de lado el hecho de que hay que tener especial precaución de no salirse, el pintado es mucho más fácil en general, pues puedes dar todas las pasadas que quieras, lo rápido o lento que quieras, etc.  Con lo cual, la dificultad no debería ser un condicionante para nadie. En mi caso, la primera vez que utilicé un sistema como este fue en el video. Primero me hice la mano derecha para probar, y al ver que no había ningún problema, me decidí a grabarlo, así que en definitiva, creo que el secreto está en hacerlo con cuidado y sin prisas.

Por supuesto, antes de empezar a aplicarme nada sí que hice una pequeña “labor de investigación” que incluía desde qué era cada uno de los productos y cómo se usaba (insisto, era una total ignorante del tema), hasta los problemillas con los que me podría encontrar. A lo largo de la exposición iré comentando alguno de los truquitos o cosas a tener en cuenta que he descubierto y que me han parecido más relevantes. Por cierto, dar las gracias a Sonails, Cajón desordenado y Esminailart por su ayuda al darme mis primeras lecciones básicas de esmaltado semipermanente jejeje.

Empecemos con lo interesante.

¿Qué es una manicura o esmaltado semipermanente?  Es una manicura hecha con unos esmaltes especiales de gel, que se secan no al aire sino con lámparas, y que ofrecen una duración muchísimo mayor a la de los esmaltes convencionales, por norma general, en torno a 14 días.

A continuación os detallo los utensilios necesarios para hacer un esmaltado semipermanente. Todos ellos los podemos encontrar en el kit starter que me mandó Outletmaquillaje, por lo que me valgo del mismo para  hablaros de la función de cada uno, y aprovecho para comentaros algunos detalles particulares de estos de la marca Boom de Outletmaquillaje, para después analizarlos más detenidamente.

utensilios manicura semipermanente

Primero necesitaremos un cleanser o limpiador. Hay algunos sistemas que utilizan primer y cleanser. Los dos productos sirven para lo mismo, para desengrasar la uña, y es esencial para que el gel se quede pegado a la uña durante un periodo largo de tiempo. El cleanser además de desengrasar tiene la función adicional de servir para limpiar los residuos de gel que quedan sin secar (o sin curar) al finalizar la manicura. Hay quien opina que se pueden sustituir por alcohol, pero también hay detractores de dicha sustitución, pues se dice que quita el brillo del top. Este en concreto huele genial a melón y trae 125 ml,  su precio individual es de 2,90 € y por ello creo que realmente merece la pena no arriesgarse y adquirir el producto específico, ya que como tampoco hace falta usar muchísima cantidad da  para muchos muchos esmaltados.

Posteriormente necesitaremos una base semipermanente. No se puede usar una base convencional porque la base especial es la que hace que el esmaltado quede adherido a la uña. La base de Boom contiene 6 ml y viene en un recipiente opaco que la protege de la claridad (dañina para este tipo de productos). En la parte superior indica con un grabado que es la base para saberla identificar fácilmente aunque esté guardada en un cajón. Requiere 30  segundos para secarse en una lámpara led de 9W y 2 minutos para secarse en las lámparas UV. Su precio es de 6.95 €.

También necesitaremos un esmalte semipermanente. El esmalte aporta cuerpo a la manicura (da algo de grosor a la uña) y dureza. Realmente desconozco si hace más o tiene alguna otra función específica, pero creo que lo que hace ya es bastante. Sí que es cierto que se puede pintar con esmalte normal por encima del semipermanente antes de aplicar el top coat para hacer un nail art, pero no creo que se pueda usar un color normal en toda la uña sin que se vea afectada la duración del la manicura.  Los esmaltes de Boom contienen 6 ml y también vienen en un recipiente opaco con la tapa grabada indicando el color. Requiere 40 segundos para secarse en una lámpara led de 9w y 2 minutos para secarse en las lámparas uv. Su precio es de 6.95€.

El rango de colores que ofrece la web es bastante variado (me sorprende encontrar un amarillo, ya que no es un color muy popular), si bien destaca la gama de rojos – rosados, lo cual es lógico ya que me imagino que serán los más solicitados. Echaba de menos algún color como el negro, cosa que les comenté a los de la página, y me contestaron que el negro no lo habían incluido en su oferta porque el que les había facilitado el proveedor no secaba muy bien, y querían mantener la calidad de sus productos. Esto me parece una cuestión importante a tener en cuenta, ya que demuestra que les interesa más dejar contento a largo plazo al cliente y la calidad, que la venta inmediata y a cualquiera costa de un producto. También me matizaron que en caso de tener éxito la oferta actual se plantearían ampliar el catalogo.

Y como no podía ser de otro modo, es necesario también un top coat semipermanente. Este sirve para sellar la manicura y que no se levante. Por experiencia os puedo decir que sin aplicarlo la duración es muchísimo inferior, y en concreto, sin él la manicura no resiste el contacto con productos como el quita esmalte. El top coat de Boom, al igual que la base y los esmaltes, contiene 6 ml y también viene en un recipiente opaco y con la tapa grabada. Requiere 30 segundos para secarse en una lampara led de 9w y 2 minutos para secarse en las lámparas uv. Su precio es de 6.95€.

Y por último, es necesario una lámpara. Las lámparas sirven para secar el esmalte. Sin lámpara, al aire, no se seca. Hay lámparas led y lamparas uv. La diferencia principal entre unas y otras es que las led secan el esmalte más rápido (generalmente de dos a tres veces más rápido). A su vez, dentro de cada variedad, existen distintas potencias, y en este tema estoy totalmente perdida, porque por mucho que he leído no he conseguido aclararme mucho, así que poco más os puedo decir. Normalmente, los esmaltes suelen traer una indicación del tiempo de secado, tanto para led como para uv, con una potencia estándar (9w en led y 36w en uv, aunque pueden variar, y especialmente yo he visto más variaciones para el caso de las led, pero no sé si es casualidad). Además, las lámparas pueden tener distintos tamaños y formas. Las hay de meter la mano entera como si fueran un cajón y las hay más pequeñas que se ponen simplemente encima de las uñas de manera que la luz les incida directamente. Cada una tiene sus ventajas e inconvenientes. A destacar que las grandes, si están bien diseñadas (que no tiene porqué), sirven para secar a la vez los 5 dedos de la mano, mientras que las pequeñas no, pero por contrapartida su portabilidad es menor. El kit trae una lámpara led de 9w de las pequeñas, estilo “boomerang”, como las llamo yo. Yo estoy encantada con ella, ya que puedo utilizarla tanto para los pies como para las manos, puesto que gracias a su curvatura no tengo problema para colocarla sobre los pies (cosa que no ocurre con todas); y además, como es de las pequeñas, me resulta más cómodo desplazarla, lo que en mi caso es habitual. La lámpara por separado cuesta 24.95€.

El kit también trae un palito de naranjo, y aunque no es completamente imprescindible para hacer la manicura, sí que viene muy bien para corregir posibles errores si nos salimos aplicando el esmalte. En este caso, también será imprescindible para quitarla.  Un pack de 10 unidades cuesta por separado 1.50€.

Del mismo modo, el kit incluye 100 toallitas de celulosa. Estas sirven para aplicar el cleanser en las uñas. No es conveniente usar algodón ya que deja hebras y pueden estropear el esmaltado. Hay quien usa en su lugar papel absorbente de cocina. El precio de las de Boom por separado es de 0.95€ si compramos 100 o de 3.95€ si compramos 500, con lo que una vez más, ya que no es un gran desembolso, creo que compensa evitarse complicaciones y utilizar el producto especifico. Por cierto, si sois amantes del nail stamping, que sepáis que también vienen genial para limpiar las placas (truco que le vi a Noxelia).

Aunque el remover no es necesario para hacerse la manicura, sí que se necesita para quitarla. Básicamente es un producto específico con un alto contenido (o exclusivamente) de acetona. No sirve un quita esmaltes con acetona normal para quitarla, ya que no es lo suficientemente potente. El remover de Boom Make Up trae 125 ml y cuesta 4.50€. También tienen en venta individual acetona pura, que como os decía sirve para el mismo fin, y trae 125 ml y cuesta 2.90€. Comparado con otros productos de este tipo os puedo decir que es muy barato, y la única pega que puedo poner al respecto es que no vendan un tamaño con más ml, ya que se gasta bastante al quitar la manicura.

En general, mi opinión del kit es que es muy completo y que está muy bien para alguien que nunca haya usado esmaltes semipermanentes, ya que tiene absolutamente todo lo que puede necesitar y los productos son de calidad. El precio está bien, tanto de los productos por separado como en especial del kit (49.95€), y aunque podemos encontrar otros con precios similares, en mi opinión ninguno de los que yo he visto es tan completo como este. Y es que la gran mayoría incluyen todo lo necesario para hacer una manicura semipermanente (aunque otros ya ni incluyen el cleanser, que como ya dije yo considero recomendable), pero no lo necesario para quitarla. Esto, como es lógico, es tan importante como los productos para hacer la manicura, y supone un gasto extra que en este caso ya está cubierto con el kit.

Hablemos un poco más de la marca Boom.

En palabras de la propia empresa, comentando la evolución de la página: “Hace unos meses decidimos dar un paso más y ofrecer productos de calidad profesional a bajo precio, sin intermediarios, por ello creamos la marca blanca de Outlet Maquillaje que hemos llamado Boom!! Make Up. Todos los productos Boom!! Make Up han sido desarrollados y testados por profesionales y pueden ser utilizados a nivel profesional, sabemos que mucha gente relacionará barato con malo, pero estamos seguros de que al final las usuarias de la marca entenderán el concepto que hemos querido darle a Boom!! y le darán el valor que merecen sus productos.”

Personalmente, os puedo decir lo siguiente.

En cuanto al  remover y al cleanser no puedo decir mucho más de ellos a parte de que cumplen su función, puesto que ni me considero una experta en el asunto, ni tampoco es que tenga con lo que comparar, así que me centraré en lo que considero más destacable de  los esmaltes, de la base y el top.

En primer lugar, sabéis que con carácter general suelo hacer un estudio más o menos detallado de los ingredientes de los productos que uso, y que soy una paranoica con las cosas naturales. Me vais a perdonar que esta vez me salte dicho análisis, ya que los esmaltes de gel poco tienen de natural, y a decir verdad, casi que prefiero no saber su composición y si son mejores o peores que los esmaltes convencionales. Ya sabéis, ojos que no ven…

Por lo que se refiere a la fórmula, me parece que es muy adecuado el espesor que tiene cada una para facilitar su aplicación, siendo el esmalte tirando a líquido, la base menos ligera sin ser espesa, y el top algo espeso. Esto hace que sea fácil repartir la base por toda la uña sin que se escurra hacia la piel; ésta, a su vez, hace de tope de suspensión al color, que al ser mas liquido permite no dejar capas gruesas y acumulaciones que, a mi modo de ver, son súper antiestéticas; y por último, el top, que al ser más espeso permite controlar mejor  hasta dónde se aplica para cubrir todo sin que tampoco se escurra, y a la vez dar ese efecto brillante y de grosor tan característico de los esmaltes de gel.

Un truco que leí para saber si los esmaltes de gel tienen una buena formulación es que una vez agitados (cosa muy importante en estos esmaltes antes de usar, para que se mezcle bien el pigmento y el gel) si se sumerge del todo la brocha y se saca rápidamente no debe gotear excesivamente, sino que debe quedar bastante producto en la brocha (como los esmaltes convencionales cuando se espesan). Éstos lo cumplen.

Los colores son muy pigmentados. Yo he probado el rojo vino (Red Wine), un rosa muy claro (Biscuit) y el blanco (Perfect White) y no he tenido ningún problema con ninguno. Todos cubren en dos capas. Quizá el más problemático de los que he probado sea el rosa claro, puesto que si aplicamos las capas excesivamente finas es posible que en la segunda todavía no quede el color perfectamente uniforme. De todos modos, con una tercera capa o con dos no muy ligeras se consigue un acabado perfecto.

Hablando de acabados, se puede decir que es lo segundo que más me ha gustado de estos esmaltes. Cuando los probé no tenía ni idea de cómo era el acabado del esmaltado en gel y había quedado encantada, pero ahora que los puedo comparar con otras marcas, todavía más. Había leído que con los esmaltes en gel cutres el acabado podía quedar amarillento (top coat malo), o sin brillo (top coat malo), poco uniforme (esmalte o top coat malos), o que directamente secara mal y saliesen arrugas (la base, el esmalte o el top no seca correctamente, o bien las capas son demasiado gruesas)… Yo tuve la suerte de que en mi primera experiencia no tuve que lidiar con ninguno de esos problemas, y casi me sonaban tales historias a cuentos chinos, pero ahora atestiguo que esos inconvenientes existen, que afean o directamente estropean la manicura, y que el acabado de estos esmaltes es verdaderamente bueno. Me asombra especialmente el brillo increíble y súper duradero que tienes. También había leído muchas veces lo bonito y marcado que es el brillo de los esmaltes de gel, pero hasta que lo vi personalmente no me hice a la idea de verdad de a qué se referían. De todos modos, se ve mejor el acabado en el video que en las fotos.

También quiero destacar que casi no huelen, sobre todo si los comparamos con un esmalte convencional. Yo diría que directamente, si usamos el cleanser de melón, su olor lo impregna todo y ya ni hueles el esmalte. Según mi novio, que tiene un sexto sentido anti esmaltil, siguen oliendo, pero dice que sí que es muchísimo más leve y soportable.

Su duración es excelente, para mi gusto hasta demasiado jeje. Yo es que empiezo a ver la cutícula crecida a la semana de llevar la manicura y me pongo súper súper nerviosa. ¡¡No lo soporto!! Eso sin contar con que, en mi caso, para hacer las fotos en primer plano de las uñas no es que quede particularmente bonito. La cuestión es que prometen durar de 2 a 3 semanas y lo cumplen. Yo nunca me las he dejado 3 semanas porque creo que, por lo que os he comentado, o me acabo arrancando las uñas o los ojos, pero sí que las he tenido dos veces dos semanas exactas (para contrastar su durabilidad) y no he tenido  ningún problema. El resto de veces las he tenido entre 7 y 10 días y también sin incidentes.

Desde febrero a junio (a excepción de 3 semanas intercaladas) he llevado las uñas de gel todo el tiempo con esta marca, y solo una vez se me calló el esmalte de una única uña a los 10 días, así que deduzco que más bien sería que en esa ocasión hice yo algo mal.

Os dejo unas fotos de la primera vez que me hice el esmaltado semipermanente. Lo tuve 14 días, y que como veis la manicura estaba perfecta, menos una puntita en una uña a la que le di un golpe gigante y se rompió un poco el pico y por tanto el esmalte. En las demás ocasiones simplemente se aprecia el crecimiento de la cutícula y lo demás perfecto; a excepción de, como decía, cuando  se peló (y como no estaba en casa no tenía la cámara y no pude sacarle foto).

Desde luego si alguien está buscando duración a toda costa, le diría que no busque más y que se anime con estos esmaltes.

Si lo segundo que más me gustaba era su acabado, lo primero es que puedes pintar y despintar con esmaltes normales por encima de ellos todo lo que quieras sin que se estropee la base. Por cierto, lo de poder borrar todas las veces que queramos sin problema no es una característica común a todos los esmaltes de gel, no al menos todos los que yo he probado, algunos solo aguantan 2 o como mucho 3 borrados, así que supongo  que dependerá de la durabilidad , o de la resistencia, o de otros factores.

En la foto se ve un nail art que hice sobe la base que se ve en la primera foto de los esmaltes, y antes de quitarmela (foto inmediatamente anterior)

Esto es ideal si os gusta estampar, puesto que ya no hay que tener miedo a colocar mal la estampación, se estampa, y si sale mal se repite y punto. Pero en general, es perfecto como base para cualquier nail art, por esto mismo de poder borrar todo lo que queramos y que el mismo esmaltado nos sirva para varios diseños. Por último, también es genial para quien piense que “se puede aburrir del color”, ya que con pintar por encima se soluciona el aburrimiento sin abandonar las ventajas del gel.

¿Y cuáles son esas ventajas? En mi opinión principalmente la duración (ya que si pintamos por encima con uno convencional y se descascarilla, con borrarlo seguimos teniendo una manicura perfecta por debajo) pero sobre todo la dureza, ya que la mayoría de los esmaltes de gel hacen la uña más rígida y más resistente a golpes y roturas, al menos mientras está aplicado. Yo puedo decir que es uno del los principales motivos que ha provocado que lleve casi permanentemente el gel, puedo llevar las unas bastante largas sin riesgo a que se me rompan.

¿Y es todo fantástico y maravilloso? Pues no, como siempre hay peros. A mí no me gusta lo difícil que me resulta quitarme la manicura. Probablemente es un precio que hay que pagar por ese extra de duración. Yo preferiría que durasen menos, aunque fuera una semana, y que se quitaran más fácil. En general, los esmaltes de gel son más complicados de quitar que los normales (hay que mojar un algodón en remover, colocarlo encima de la uña, envolverlo todo bien cerrado con papel plata y dejar remojando varios minutos) pero estos son especialmente resistentes. En mi caso, después de este proceso tengo que ayudarme de un palo de naranjo y rascar los restos de esmalte bastante, incluso a veces volver a remojar. El rascado hay que hacerlo con mucho cuidado, ya que en caso de hacer demasiada presión podemos dañar la uña, y en consecuencia me paso muchiiiiiiiisimo tiempo quitando la manicura (no conseguía bajar de la hora y pico, y para mí eso es un auténtico suplicio ya que casi no dispongo de tiempo para “manicurear”). También es cierto que “lo mucho que se adhiera el gel a la uña” y por tanto su eliminación depende de lo grasa que tengamos las uñas y otros factores. Yo debo de tener la uña bastante seca y se me pegan bastante, porque por ejemplo, Cajón desordenado, que los tiene,  me comentaba que se los puede quitar casi pelándolos (lo  que a mi, por cierto, me parece una autentica locura por muy fácil que le salgan ejem ejem), mientras que yo me quedaría sin unas en el intento. Además, como siempre, no todos los productos actúan igual sobre distinta gente. Por ejemplo, yo no conocía a nadie que le hubiera funcionado mal el esmalte de gel de Essence, a mi me lo recomendaron encarecidamente, y ya que estaba a 1,29 € porque lo estaban descatalogando me animé a comprarlo, y maldito el día porque me destrozó las uñas. Os dejo fotos de mis uñas después de quitarme el esmalte de gel boom.

Independientemente de que el aspecto de mis uñas después de quitarme el esmalte de Boom es horrible porque están demasiado largas, desiguales  y resecas por culpa del remover, su estado es impecable. Insisto que para ello hay que tener cuidado en la eliminación, y que en caso contrario sí que podemos hacernos daño. En todos estos meses que lo he estado usando no tuve ningún problema hasta que un día me confié y apreté demasiado con el palo de naranjo en el meñique y lo deje bastante debilitado. Sin embargo, con carácter general no he notado ningún empeoramiento en el estado del resto de mis uñas desde que uso los esmaltes de gel, sino más bien al contrario, como os decía me han permitido llevar las uñas larguísimas sin preocupaciones, y cuando me lo quito noto la uña igual de saludable que cuando me lo puse pero más larga.

En las últimas semanas he encontrado una solución a este problema de eliminación, y es usar una base de otra  marca. Aquí quiero destacar que  no todas las marcas funcionan bien con todas las marcas, sino más bien al contrario. Por lo que he leído, y en parte probado, es recomendable usar base, top y esmalte de una misma marca, ya que mezclando fabricantes puede no conseguirse el mismo resultado en duración (se quita muy pronto)  y acabado (aplicación irregular, amarilleo del color, bultos, arrugas…). Como os decía, tuve la suerte de encontrar una base compatible con los Boom, que no afecta a su acabado, y tampoco afecta excesivamente a su durabilidad, así que ahora sí que estoy encantada y enamorada de estos esmaltes. Realmente, por el precio de la base de Boom, creo que merece la pena darle una oportunidad, porque cada persona es un mundo y no todos tenemos porque encontrarnos con este problema (como era el caso de Cajón). La base sustituta cuesta nada más y nada menos que 22 eurazos en España (aunque se puede conseguir más barata en eBay), y aun así, viendo el resultado que ofrece la combinación, creo que merece la pena el gasto, ya que con este truquito, después de haber probado otras marcas, no encuentro una marca o combinación que me guste más que esta combinación.  Si hay alguien interesado en el tema, que me mande un correo, se ponga en contacto conmigo por cualquier red social,  o me deje un comentario indicando su email  y yo profundizo personalmente.

En definitiva, después de todo este tratado sobre los esmaltes de gel boom, resumir en que a pesar del contra de su difícil eliminación (que tampoco es como para pasar por alto), los recomiendo encarecidamente y, en concreto, calidad precio creo que son lo mejor que he probado hasta el momento con diferencia.

De todos modos os dejo de forma esquemática mis impresiones

Pros:

  • Kit inicial muy completo
  • Precio del kit y de los componentes por separado baratos calidad – precio
  • Buena formula, buena aplicación y buena pigmentación
  • Acabado perfecto
  • Muy buena duración
  • Ínfimo olor
  • Aporta dureza a las uñas
  • Permite pintar por encima y borrar, siendo ideal para nail art o cambiar de color sin renunciar a la manicura semi permanente
  • Quitándola correctamente no daña las uñas

Contras:

  • Quitarlo bien y con cuidado lleva  muchísimo tiempo

Si a pesar de este tratado sobre los esmaltes de gel tenéis alguna pregunta, no dudéis en exponérmela en los comentarios e intentaré solucionarla lo mejor posible.

¡Hasta la próxima!

 

ShareShare on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+1Pin on Pinterest1Share on Reddit0Share on StumbleUpon0Share on TumblrEmail this to someone

6 thoughts on “Review manicura semipermanente con Boom Make Up

  1. ¡Hola chuli!

    Yo trabajo con este tipo de esmaltado y es una gozada, tanto para la manicura básica como para hacerle luego diseños encima, me encanta lo bien que se trabaja con ellos y eso de que solo se seque cuando tú digas jajaja :)

    Quería comentarte que yo las he quitado y puesto en muchas manos muy diferentes y en realidad siempre es lo mismo, 10 minutos de reposo con acetona pura en la uña, y a rascar con el empujador metálico. Se sabe dónde hay todavía esmalte porque tiene más brillo que en el resto de la uña, para mí esa es la manera de no dañar la placa con el empujador. No sé si te sirve de ayuda. Diría que en cosa de 15 o 20 minutos a lo sumo desde que pongo el último papel de aluminio, la clienta tiene la uñas listas para una nueva manicura. Eso sí, yo utilizo acetona pura con lo cual una vez que retiro todo resto de esmalte y tengo las uñas limpias delante de mí, paso las toallitas con agua jabonosa para cortar el efecto secante de la acetona. Y después, una vez que termino la manicura, le pongo una gota de Solar Oil en cada cutícula y masajeo. Quedan de vicio <3

    Por cierto tienes unas uñas que ya las quisiera yo, qué envidia por favor, y yo cos mis muñoncitos.. xDDD

    Muak1

    • Gracias por los trucos y los piropos. Ya intento quitarlo así, pero es imposible, no ablanda lo suficiente. Y no las llames muñones, cuando tenías las uñas largas las tenías preciosas, y ahora cortas… pues no están tan bonitas, pero son gajes del oficio, no muñones

  2. Una hora para sacarlo que tortura por dios, además debe dejar super resecas la piel :(

    Debo reconocer que para la gente que solo se hace las manos en el salón puede ser bueno tener algo que dure tanto tiempo, a mi me desesperaría tanto tiempo con el mismo color!

    • Si… quitarlos es un poco tedioso, pero ya te digo que desde mi punto de vista es el único problema. Yo suelo cambiar bastante de manicura y lo que hago es aprovechar el mismo color de base para hacer varias ¡¡Es una maravilla!! Y si me canso mucho pues pinto por encima y listo jeje

  3. Esta genial este esmalte, creo que como comenta la compañera Romina Campos puede llegar a ser desesperante tener demasiado tiempo un solo esmalte en nuestras uñas, pero tu misma nos das una alternativa y es pintar nuevamente sobre la base, crear diseños distintos con el mismo color y a mi me parece que es una ideal genial. Gracias por la info

  4. Hola, estoy empezando en esto y necesito un consejo, ¿cuándo pones el estampado? ¿después de poner la última capa de brillo (top coat) y endurecer en la lampara? Gracias

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>