Review Nailtiques Formula 2

“Nunca es tarde si la dicha es buena” dicen en mi pueblo. Hoy os traigo un review muy esperado: el review del endurecedor Nailtiques Formula 2.

Para las que queráis una síntesis rápida del tostón que voy a soltar, os lo resumo en una simple frase de 3 palabras: ¡¡Es un milagro!! Lo puedo escribir en mayúsculas, pero más claro no.

Por otro lado, antes de que os hagáis muchas ilusiones, os aviso desde el principio de que la única (y probablemente gran) pega que tiene, es que, como la mayoría de los endurecedores, tiene (entre otras porquerías) resina de formaldheído (que no es lo mismo que formaldheído a secas). Así que si estáis buscando algo natural, esta no es vuestra opción. Sin embargo, os recomiendo que antes de descartarlo totalmente, le echéis un vistazo a los comentarios sobre sus ingredientes.

Ya que la entrada me quedó muy, muy larga (más aún de lo que esperaba), me he permitido la libertad de marcaros frases clave para que  quien quiera, pueda ir directamente a lo importante o a lo que más le interese, que sé que me lo agradeceréis, pero yo os invito a leéroslo todo para meteros en salsa.

Dicho esto, comencemos a escribir la Biblia ¡¡porque el endurecedor se lo merece!!. A mi me gusta poner siempre a la gente en situación (que además creo que en este caso es importante para contextualizar) y enrollarme como las persianas. ¡Qué se le va a hacer!

Esta historia empieza hace muchos, muchos años…Tantos, que ya ni me acuerdo, y es que mi afición por morderme las uñas empezó antes de que tenga memoria. No sé si fueron 13 años o solo 11, la cuestión es que me las estuve mordiendo mucho tiempo, hasta aproximadamente los 14. No es que me costara excesivamente dejar de mordérmelas; un día dije: “quiero tener las uñas largas y bonitas”, y me las dejé de morder. Así, sin más.

La cuestión es que no es todo tan sencillo ¿verdad que no? Tampoco sé si fue por el hecho de mordérmelas tanto, por genética, o porqué, pero mis uñas eran una porquería. No había manera de dejarlas crecer sin que se rompieran por todos lados. Estaban “blandurrias”, eran súper finas, se capeaban… un desastre.

En ese momento empezó mi búsqueda de “EL” tratamiento. ¿Y qué os voy a contar que no sepáis? Pues que casi tardé más en encontrar algo que me convenciera, que el tiempo que estuve de canibalista uñil. Probé muchos productos, caros y no tan caros. Os pongo unos ejemplos: desde la Base vitaminada 5 en 1 de Mercadona de 2,5 € hasta la Base Restoration de Jessica de casi 20 €, pasando por los tratamientos de Kiko de 4,90 €. Como podéis ver, hay para todos los gustos. ¡¡Y NADA!! No había manera de encontrar algo que me sirviera.

He de decir que, de un tiempo a esta parte, realmente mis uñas sí que estaban mejorando. Cuando empecé el canal de youtube me empecé a obsesionar (si cabe) todavía más con el aspecto de mis manos y me empecé a preocupar más por el tema. Aproximadamente hace un año  y unos meses me compré la base Jessica Restoration, y la verdad es que se notó bastante el cambio (ya podía, a casi 20 eurazos el bote). Mis uñas empezaban a estar mucho más duras y gordas, sin embargo, no acaba de estar satisfecha, por lo que empecé a tomar las cápsulas de levadura de cerveza que me habían dicho que iban muy bien. Y cierto es que también volví a notar una mejoría, se me capeaban menos, pero la verdad es que no soy mucho de tomar pastillas ni complejos vitamínicos, así que lo dejé. A todo esto, por si os lo estáis preguntando, la base Jessica Restoration también tiene formaldeído.

Ahora que ya estáis en contexto, y sabéis como mis uñas pasaron de ser un auténtico desastre a no estar tan mal, pero tampoco bien, EMPEZAMOS CON LO INTERESANTE.

Como yo no estaba convencida del todo con los resultados que había tenido hasta el momento, empecé a buscar otras opciones, y encontré un review de Arcadia Nail Art en Youtube que hablaba maravillas del Nailtiques Formula 2. Yo sinceramente no me lo creía mucho, pero era algo más barato que lo que yo estaba utilizando, así que ¿Por qué no animarme?

Después de buscar un poco, vi que la única forma factible de hacerme con él era comprarlo en ebay. Hasta donde yo sé, no hay tiendas españolas ni físicas ni online que lo vendan. Yo he comprado el Nailtiques dos veces. La primera vez compré se lo compré al vendedor enchantedbeautyspot (vendedor con muy buenos precios, al que ya le he comprado 3 o 4 veces varias cosas) por unos 8 euros aproximadamente, y posteriormente se lo compré al vendedor Nailtiquespl por un poco menos, ya que compré más cosas y me hizo envío conjunto.  Aquí hago un inciso para decir que casi me da un “parrús” cuando recientemente, dispuesta a comprarme una tercera botella, volví a hacer una búsqueda y la botella más barata estaba a 14 eurazos (versión pequeña). Las botellas que yo compré eran de 7 ml. Actualmente compensa pagar un poco más, y por más o menos 18 euros comprar la de 14.8 ml.  Es caro, muy caro. Deben de jugar con la ley de la oferta y la demanda y se están pasando bastante, pero, aun así, en mi opinión merece totalmente la pena (y precisamente es probable que por eso están pudiendo abusar así). ¡¡Ojalá alguien comenzase a comercializarlo en España y ya no se pudieran subir a la parra de esa manera!!

(NOTA: Cuando hice la búsqueda que comentaba, vi que Enchanted ya no vendía el Nailtiques, y como me interesaba, le mandé un mensaje preguntándole si iba a reponer. Justo antes de subir el post me llegó la contestación diciéndome que ya lo vende, pero ahora la botella grande por aproximadamente 13 euros)

En ambos casos el pedido tardó menos de dos semanas en llegarme.
 

Nailtiques caja


 
En cuanto al packaging, el frasco viene en una caja junto con unas instrucciones. En la caja aparecen los ingredientes y las distintas fórmulas que trabajan indicando para que sirven.  Como indiqué al principio, tiene resina de formaldehído. Desde luego no es para nada lo ideal, ya que se asocia con múltiples problemas de salud (solo tenéis que buscar un poco en google para espantaros), pero es menos tóxico que el formaldehído. También hay quien dice que en pequeñas dosis con uso tópico, como es el caso de los esmaltes, no supone ningún problema. Yo no soy médica, no voy a defenderlo ni a condenarlo. Yo desde luego procuro evitarlo a toda costa, y aunque en su momento no estaba muy concienciada con el tema, la verdad es que ahora me horripila. Aún así, aunque esté mal admitirlo, he de decir que con este producto no me cuesta tanto hacer una pequeña excepción, y más después de haber contrastado unos cuantos datos. Me explico por si os interesa: EWG es un grupo de trabajo relacionado con el medio ambiente a nivel mundial que hace diversos estudios en este ámbito, entre otros, los efectos tóxicos que pueden tener los cosméticos. En una escala en la que 1 es una peligrosidad mínima, y 10 máxima, al Nailtiques le dan un 3. Comparado con otros productos similares como el Essie Millonails con un 6 o el Científico de Mavala que tiene un 7, no parece tanto ¿a que no? Pues aún os digo más. La Crema Nivea de toda la vida tiene un 4 (y las hay mucho peores de la misma marca), el típico Champú Fructis de Garnier tiene otro 4, un acondicionador de Dove un 5 y la BB de MAC un 7, y así podríamos seguir hasta el infinito. Con esto no quiero decir que sea bueno, ni mucho menos, pero quizá también es conveniente hacer una reflexión sobre los “pánicos de moda”, y los peligros que tenemos más cercanos sin darnos cuenta ni condenarlos. En definitiva, que con esta información cada cual haga lo que quiera.

 

Nailtiques Ingredientes


 
La botella puede parecer muy pequeña, y la verdad es que lo es. Sin embargo, si pudiera elegir entre la grande y la pequeña, independientemente del precio, creo que me quedo con la pequeña. ¿Por qué? Porque este formato me permitió acabar por completo la primera botella, y juraría que podría acabar también la primera. No sé si la grande aguantaría sin espesarse, pero si estas sí, puedes aprovechar todo el producto al máximo, y costando lo que cuesta se agradece.

El aplicador, en consecuencia, también es enano. Desde luego no es lo más cómodo para aplicarlo, pero tampoco es inutilizable. El pincel es finito, como a mi me gustan, ya que ayuda a calcular mejor que no toque la cutícula y que cubra toda la uña. Para lo pequeño que es el envase tampoco es un pincel excesivamente corto.

Brocha Nailtiques


Empecé a usar el tratamiento a principios de noviembre. Las instrucciones que vienen dentro de la caja dicen “para tratarlas inicialmente, aplica una capa sin cubrirla con esmaltes de color. Reaplica la fórmula diariamente hasta que las uñas mejoren y las notes más fuertes. Cuando las uñas mejoren, aplica la fórmula esporádicamente. Quita la fórmula semanalmente, o cuando lo necesites, con el quita esmaltes especial de Nailtiques o con la acetona de Nailtiques” También da unas recomendaciones de aplicación: “da la vuelta a la botella y girala entre las palmas de las manos para mezclar los ingredientes. Esto ayuda a prevenir las burbujas de aire que podrían evitar que la formula se adhiera a la uña. Para obtener mejores resultados, lávate las uñas con jabón para asegurarte que las uñas están libres de cualquier substancia (cremas, aceites, etc.) que pueden evitar que la formula se adhiera de manera adecuada a la uña. Secar concienzudamente. Aplicar una fina capa de la formula. Deja que las uñas reposar en horizontal durante 30 segundos para permitir que la formula se asiente y prevenir que se escurra a la cutícula. Reaplicar cuando sea necesario”

Yo hice exactamente eso menos para quitármela, y lavarme las manos antes. Al principio me lo echaba todos los días durante cuatro días seguidos, al cuarto día lo quitaba con mi quitaesmaltes usual (que de aquella era el de Deliplus del Mercadona), las dejaba sin pintar por la noche, y al día siguiente volvía a empezar. Así estuve haciendo un mes. De todos modos, a las dos semanas ya notaba y mucho los cambios. La primera semana se me pelaron 2 capas en 2 uñas distintas, la tercera semana se me peló otra en otra uña distinta que tenía muy deteriorada, y después de eso, no se me volvieron a pelar las uñas hasta meses después de dejar el tratamiento. No hace falta que diga que aunque no esté pensando para eso, con esta forma de aplicación blanquea las uñas que es una maravilla. Prestar especial atención a no saliros de la uña. Reseca un montón. Realmente resecar, resecan todos los esmaltes, pero con este fue la primera vez que me percaté lo verdaderamente importante que es intentar no salirse, y mucho más no pintar por encima de las cutículas.

Al cabo de un mes empecé a aplicarlo esporádicamente. Sencillamente lo utilizaba como base antes de mis manicuras. Aplicaba una capa, me pintaba las uñas normalmente, y hasta que me durase y me volviese a pintar las uñas otra vez. Recuerdo que en Navidades tenía ya las uñas perfectamente, de revista: ni una capa, fuertes, flexibles, rosadas e incluso me daba la sensación que estaban menos estriadas.

Por cierto, he de decir que como base es bastante mala. No tiene por qué ser buena porque realmente no está pesando para eso, pero para que lo sepáis. El esmalte no resbala bien sobre el tratamiento y, sobre todo, hacer la forma de las cutículas perfectamente es muy difícil.

Hubiera jurado que en algún sitio había leído que no se podía utilizar prolongadamente. Sin embargo, revisé el prospecto de arriba abajo y no vi nada. Quizá lo había leído en otro lado con carácter general para las bases de formaldehído. No lo sé. La cuestión es que como tampoco quería abusar de estas sustancias, por muy maravillosas que fueran, y como ya se me estaba acabando la botella, decidí sustituirlo poco a poco por otras bases. Entonces, me compré la Formula 1.

Me parece conveniente hacer un inciso para hablaros un poco de las distintas fórmulas de la marca:

  • La fórmula 1 es para mantenimiento, para que cuando consigues tener las uñas flexibles y saludables continúen así. En este caso recomiendan aplicarla tres veces a la semana, y expresamente señalan que puede usarse como base y después aplicar esmaltes de color.
  • La fórmula 2 es para uñas blandas, que se abren en capas, rajadas, débiles o finas, que es de la que estamos hablando.
  • La fórmula 2+ se utiliza en casos radicales, en los que la fórmula 2 no funciona. Indican que no debe usarse directamente esta fórmula sin haber probado la 2.
  • Y la fórmula 3 es para uñas duras y secas, para darles hidratación y flexibilidad. Esta también puede utilizarse sola o como base con esmaltes de color.

No sé por qué, pero a mi la formula 1 no me funcionó nada bien. De hecho, ni siquiera llegué a gastarla por la mitad. Empezaría a usarla a principios de febrero, y a mediados ya empezaba a tener las puntas medio levantadas. Quizá soy yo, o quizá es que es una porquería, pero me iba peor que casi cualquier base normal que haya utilizado hasta el momento. Es curioso porque los ingredientes son exactamente los mismos pero en diferentes proporciones. Horrorizada, me volví a comprar la Formula 2 y, afortunadamente, esta vez tardaron menos en volver a la normalidad. Quizá una semana o dos. Sé que la estuve utilizando alternándola con otras bases normales hasta mayo sin problemas, y finalmente, en junio decidí dejar totalmente las bases con ingredientes agresivos y me compré una de Nutranail 5 free (sin tolueno,  ftalatos,  formaldehido, resina de formaldehido ni alcanfor). Me aguantaron también perfectas hasta agosto, y a finales de septiembre se me empezaron a deteriorar estrepitosamente. De ahí que me esté planteando volverlo a utilizar.

En definitiva y RESUMIENDO ¿funciona? Es inmejorable. No tengo fotos del antes exactamente, pero podéis ver mi instagram o mis vídeos de youtube para ver la evolución de mis uñas. No es que antes las llevara cortas porque me gustasen más así, sino porque no alcanzaban a tener un largo considerable sin romperse. ¿Y ahora? Una imagen vale más que mil palabras. A los hechos me remito.
 

Resultados Nailtiques


 
 

Mas resultados Nailtiques


 
Estas fotos son de febrero aproximadamente, antes de utilizar la Formula 1. Como veis, son primeros planos, y ni una rajita, ni una capa de menos, gordas, nada amarillas… divinas. Posteriormente llegué a tener las uñas mucho más largas (podéis verlo en mi Instragram) tanto, que en su momento me las tuve que cortar porque de lo largas que me las dejé se me estaban curvando. ¡¡En la vida pensé que yo, de motu proprio, iba a querer rebajarme el tamaño de las uñas!!

En resumidas cuentas:

PROS:

  • Funciona de verdad de la buena ¿¿¿necesitas algo más??? Porque yo NO
  • El modo de aplicarlo también combate el amarilleo
  • Es como el Fairy, cunde más de lo que cuesta
  • Lo hay en distintos tamaños, adaptándose a los gustos del consumidor
  • El envase pequeño ayuda a aprovechar el producto

CONTRAS:

  • No soluciona el problema para siempre, a largo plazo es muy posible que sea necesario volver al tratamiento
  • Tiene resina de formaldehido
  • Es caro
  • Solo se puede comprar online
  • Como no está preparado para servir de base, los esmaltes de color se deslizan mal por encima de él.
  • El envase pequeño puede hacer ligeramente más complicada la aplicación

Por último, comentar que, como es lógico, cada uno reacciona de forma distinta a los diferentes productos, y algo que a mi me ha funcionado puede que no le sirva a otro; pero sin duda, si hay alguien muy desesperado por solucionar sus problemas “uñiles” yo le recomendaría esta base sin dudarlo.

ShareShare on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+2Pin on Pinterest0Share on Reddit0Share on StumbleUpon0Share on TumblrEmail this to someone

2 thoughts on “Review Nailtiques Formula 2

  1. Genial la entrada contando tu experiencia. La llevaba tiempo esperando porque aunque sabía que te había ido bien con ella quería leerla y ver qué tal el proceso :)

    Yo la tuve que dejar de utilizar (me queda medio bote del pequeño) porque me secó muchoooo las uñas. Es verdad que se notan los resultados, pero ya era demasiada la sequedad que me producía, así que opté por dejarla.

    Yo también me he pasado a una base sin formaldeído :)

    • ¿si? ¡Que curioso! Yo no noté para nada la sequedad, de hecho hasta me pareció que me mejoraba las estrías de las uñas (si es que se le puede llamar estrías a lo que tengo yo, que yo diría que no, que mis uñas son bastante lisas, pero para que me entiendas, como que me “uniformizó” la superficie”), pero ya no sé si era mi ceguera del amor total absoluto por el producto o una realidad, con lo cual no comenté nada. Justo he comprado otro bote porque se me han vuelto a poner las uñas un poco mal, aunque todavía no lo he abierto. Me alegro de que alguien se leyera el tostón. Jeje

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>